¿Cómo realizar la primera prueba muscular con el dispositivo Boost?

El test muscular es un paso muy importante a la hora de empezar a hacer ejercicio - proporciona la base para crear tu plan de entrenamiento individual.

Antes de comenzar tu prueba muscular con el dispositivo Boost y la app PelviFly Boost, echa un vistazo a estos consejos que te indicarán cuál es la postura correcta para hacer ejercicio y cómo activar tus músculos correctamente.

Siguiente:

  1. Abre la pestaña de Progreso en la app PelviFly Boost y selecciona la opción para iniciar el test
    app_boost_test
  2. Activa el Bluetooth y la localización en tu teléfono y conecta tu dispositivo Boost con la app.
  3. Asegúrate de que la postura de tu cuerpo es correcta y calibra el dispositivo pulsando el botón azul del dispositivo una vez brevemente.
    Grafiki do sklepu Boost (5)
  4. Inicia el test y realiza los 6 pasos para evaluar el estado de tus músculos. Recuerda que es mejor realizarlo con menos esfuerzo pero de forma totalmente correcta - según tus capacidades. No es un examen que puedas suspender ;) Si quieres repetir la prueba, puedes hacerlo en cualquier momento.

¿Cómo se realiza el test muscular? 

Fase 1: Relajación

La duración de la primera etapa es de 20 segundos. Tu tarea consiste en relajarte y calmar la respiración.

Al relajarte, asegúrate de mantener una postura corporal correcta en todo momento.

Etapa 2: Contracciones suaves

Realiza tres contracciones de los músculos del suelo pélvico con la mayor suavidad posible. Cada una de ellas debe ir seguida de una relajación de los músculos. Tu objetivo es aprender a controlar la fuerza de la contracción, de modo que la primera contracción notable que realices sea de alrededor del 20% de tu CVM. 

Recuerda que debes relajarte completamente después de la contracción en cada etapa de la prueba.

 Etapa 3: Fuerza

Tu tarea consiste en realizar tres contracciones de 7 segundos con la máxima fuerza. En esta etapa se mide el nivel de fuerza de los músculos y, en función de los resultados obtenidos, se determina la intensidad del entrenamiento. 

Activa los músculos hasta que no se tensen otras partes del cuerpo, es decir, las nalgas, los muslos o los músculos superficiales del abdomen. Es mejor realizar una contracción más suave que tensar adicionalmente todo el cuerpo.

Etapa 4: Resistencia

Realiza la primera contracción con la máxima fuerza y manténla durante 10 segundos. Mantén el indicador dentro del campo verde: refleja el 20% de tu capacidad y el 100%. 

Respira tranquilamente y no retengas el aire. Si te resulta difícil, puedes contar en voz alta.

Etapa 5: Velocidad

Activa tus músculos con la mayor rapidez y fuerza que puedas.

No tenses demasiado otras partes del cuerpo. Es mejor realizar las contracciones a un ritmo más lento y suave pero 100% correcto. Relaja los músculos después de cada repetición. 

Etapa 6: Relajación

Esta es la última etapa :) Relájate completamente, manteniendo una postura correcta.