Cómo comenzar a utilizar el dispositivo

Para comenzar a hacer ejercicio, debe insertar el dispositivo en la vagina y seguir estos 4 sencillos pasos.

  1. Antes de insertar el dispositivo en la vagina, asegúrate de no desinflarlo por completo. Se debe dejar una pequeña cantidad de aire en el interior, por eso es mejor  desinflarlo solo a la mitad de su volumen.
  2. Luego,  aplica el  lubricante de base agua en la parte que se inserta en la vagina, relaja tu cuerpo e inserta el dispositivo en la vagina .
  3. Para inflar el dispositivo, debes presionar el botón plateado situado en la base del dispositivo con la uña y mantenerlo presionado durante 5 segundos. Es importante asegurarse de no bloquear la salida de aire con la punta del dedo. Es buena idea probar el nivel de inflado del dispositivo antes de insertarlo en la vagina. Observa qué sucede si presionas el botón con la uña y qué sucede si usas la punta del dedo para presionarlo.
  4. Calibra el dispositivo  presionando brevemente el botón de encendido / apagado que se encuentra en el brazo externo.

Es importante permanecer completamente relajada tanto al inflar como al calibrar el dispositivo. Cambiar la posición del cuerpo y tensar los músculos del estómago, suelo pélvico, etc. afectará a la medición. 

Ejemplo: Cuando estás tumbada boca arriba levantando la cabeza o sentada, se tensan los músculos del estómago y los del suelo pélvico. 

Si el dispositivo está correctamente inflado no es necesario inflarlo hasta el 100%  porque adapta su forma a la anatomía de tu cuerpo.

¿Qué pasa si hay una sensación de incomodidad?

  • Es muy importante no forzar la inserción del dispositivo.
  • Antes de insertar el dispositivo en la vagina, debes hacer algunos ejercicios de relajación y relajar todo el cuerpo. Siente todas las partes de tu cuerpo. ¿Estás apretando los dientes? Para relajar los músculos de la cara, puedes suspirar. ¿Están relajados los hombros, las nalgas y los muslos? ¿Tu estómago está relajado?
  • Puedes aplicarte un suave masaje con los dedos para preparar tu cuerpo para la inserción del dispositivo. 
  • Usa una cantidad generosa de lubricante; Sin el lubricante, la fricción puede ser demasiado fuerte y causar incomodidad.
  • Durante la inserción del dispositivo es necesario permanecer relajada en la posición acostada y no sentada porque hará que los músculos de tu estómago y suelo pélvico se tensen.

Si sigues sintiendo molestias a pesar de haber seguido los consejos y pautas que te indicamos, debes consultar a un médico y a un fisioterapeuta del suelo pélvico.